14 jun. 2017

Mi pre-adolescente, se acerca la pubertad.

¿Te has puesto a pensar en lo rápido que crecen tus hijos? Apenas lo notamos, pero cuando nos ponemos a mirar las fotografías, es entonces cuando caemos en cuenta de lo rápido que transcurre la vida.

Miro a Constanza, mi pequeña niña, la razón por la cual se creo este blog que contaba las aventuras de una bebita de unos cuantos meses, y ahora se encamina hacia la adolescencia. Crece a paso acelerado, y no puedo más que mirar y acompañarla amorosamente.

¡Está por cumplir 10 años! Sí, diez años. Y estamos preparando, como cada año, su cumpleaños. Pero no quiere fiestas, ya desde hace un par de años atrás dejo de emocionarle la idea del disfraz y la piñata. Este año quiere una pijamada con sus mejores amigas de la escuela.

Los cambios se hacen presentes no sólo en su cuerpo, sino en sus gustos y su comportamiento. Ya no le gustan las mismas caricaturas, de hecho se inclina más hacía las series televisivas, ya no quiere usar más vestidos y mucho menos moños. Le llaman la atención los collares y el brillo labial, las playeras estampadas y los shorts.

Pronto llegara la pubertad que es una etapa de transición entre la adolescencia y la edad adulta. Esta etapa esta llena de cambios físicos y emocionales para los chicos. Sin duda nos esperan nuevas aventuras y nuevos retos, y creo que la mejor manera de afrontarlos son estando informada. Estoy segura que con una dosis de amor y paciencia saldremos adelante de cualquier situación.

¿ya pasaron por esta situación? ¿cuál ha sido la etapa más difícil que les ha tocado vivir junto a sus hijos?
Reacciones:

0 opiniones:

Publicar un comentario